Bromo

El bromo, como el cloro, es un halógeno ideal para desinfectar el agua de la piscina. Es muy eficaz contra las bacterias, virus y hongos, además de eliminar las impurezas orgánicas del agua a través de la oxidación. A diferencia del cloro, el bromo no produce irritación en los ojos ni olores desagradables. Por ello se convierte en un producto ideal para tratar en especial el agua de los spas y piscinas cubiertas.

FILTRAR POR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.

Si continúas navegando aceptas su uso. Ver Política de cookies